Mapa y territorio

 

Esta serie de pinturas retoman de Houellebecq el enamoramiento por el mapa, que pareciera superar el enamoramiento por el territorio mismo. Fueron realizadas a partir del registro de las sombras de  plantas de mi casa.

Las sombras se mueven de manera rápida y continua, en la vivencia engañan al ojo, que las percibe casi como quietas; al trazar mapa siguiendo con el lápiz el contorno de la sombra, obtuve una serie de formas segmentadas, rotas.